Satanás al descubierto

Por Elbert Willis  
Traducido y Revisado por:     
Alcance Hispano  Tabla de contenido

Parte I
Introducción el diablo y la lectura de la mente
Quebrantando el poder del diablo

Parte II  
Introducción
Entradas de demonios
Ubicación demoníaca
Estratagema demoníaca
Las manifestaciones de demonios
Liberación demoníaca

 

INTRODUCCIÓN

Efesios 6:12 dice: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados,
contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes
espirituales de maldad en las regiones celestes”.  Satanás es un ser espiritual invisible. El tiene
tremendo poder, y está obrando en cierto grado en la mayoría de los seres humanos. Si usted
camina por las calles de cualquier ciudad hoy en día, usted verá al diablo.
¿Cómo le puede ver? Verá sus acciones.  Lo verá manifestado en el temor, frustración y
confusión. Cuando lea los periódicos, lo verá en asesinatos, violaciones, pleitos y accidentes.
Lo verá en un hombre o mujer atrapados en drogas, en el alcohólico, y en las personas que no
pueden pasar un día sin tomar una pastilla para los nervios. Mientras usted mira estas cosas,
usted verá al diablo.
Dios, quiere que Sus atributos sean expresados de una manera mayor y más poderosa.
La única manera que los atributos de Dios pueden ser expresados es cuando los cristianos se
dan cuenta de quien es su enemigo y como vencerlo. Usted no le puede pegar con el puño de su
mano. La única manera de vencerlo es a través del conocimiento de la Palabra de Dios.
La Palabra de Dios es espíritu y fue hecha para combatir seres espirituales. Es para ser
usada como un arma contra las fuerzas invisibles de las tinieblas.  Los demonios causan
confusión, frustración, decepción, daño, tensión, ansiedad, etc, etc. Por eso es que la
“renovación de la mente” es indispensable para el crecimiento y madurez espiritual. Mientras el
diablo pueda mantenerlo lleno de miedo, Dios no puede mantenerlo tranquilo. Mientras el
diablo pueda mantenerlo lleno de confusión y frustración, Dios no puede mantenerlo con una
mente reposada.  Mientras el diablo pueda mantenerlo lleno de resentimiento, amargura y falta
de perdón, Dios no puede mantenerlo lleno de amor y gozo.
Hay dos fuerzas espirituales en el mundo. Una es el poder espiritual de Dios y la otra es
el poder espiritual del diablo. Ambas desean controlar su mente, voluntad y emociones. Cuando
es el diablo el que le está controlando, usted manifiesta odio, temor, frustración y decepción;
pero si el Espíritu de Dios controla su alma, usted manifestará amor, gozo, paz y victoria.
Este estudio descubre los métodos de Satanás para intentar controlarlo. Su poder puede
ser quebrantado y demostrar que él está completamente DESCUBIERTO. Su poder sobre usted
puede ser quebrantado, y usted puede avanzar un paso más en el camino hacia la victoria
completa.

I EL DIABLO Y LA LECTURA DE LA MENTE
Usted será un mejor testigo cuando sepa que el diablo está vencido.  Primera de Juan
3:8 dice: “…Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”. Jesús vino
a destruir las obras del diablo, y usted puede estar seguro que El lo hizo. La mayor  parte del
pueblo de Dios ha estado ignorante de las estratagemas, pensamientos e intenciones del diablo.
Es solamente a medida que se va instruyendo en las cosas de Dios y conoce quien es usted en
Cristo Jesús, que será capaz de pisotear y vencer al diablo.
Satanás no puede leer su mente. Existen suficientes escrituras para comprobarlo. El se
ha burlado de mucha gente al hacerles creer que puede leer la mente. Esta es una artimaña del
enemigo para engañarle.
El Diablo No Puede Leer Su Mente
Primera de Corintios 10:13 dice: “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea
humana;…” Humana se relaciona con lo natural del hombre. El temor, enfermedad, frustración,
decepción, daño y accidentes son todos comunes al hombre, pero la lectura de la mente no lo
es.  El resto del verso dice, “…pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que
podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis
soportar”. El dice que le va a liberar y cuidará de usted no importa lo que esté sucediendo, El le
dará una salida. No obstante, si el diablo le hace creer que él puede leer su mente, le mantendrá
en un estado de frustración y confusión.  Usted no intentará clamar la Sangre de Cristo sobre su
mente y reprender al diablo.  Pero la Biblia dice, “No os ha sobrevenido ninguna tentación que
no sea humana…”
En segundo lugar, compartiré una revelación personal que Dios me dio hace unos años.
Esto fue cuando comencé a aprender sobre demonología. Iba conduciendo mi auto un día,
cuando el Espiritu Santo comenzó a hablarme. No tenía nada en que escribir excepto un libro
de direcciones, así que tomé el libro, lo puse a mi lado y comencé a garabatear. Dios me dijo
que los demonios pueden estar dentro y fuera de las personas. Los demonios que están adentro
comienzan a poner pensamientos en la mente y si usted pronuncia estos pensamientos, actuará
de acuerdo a ellos, de manera que los demonios que está afuera sabrán lo que está sucediendo y
le atacarán. Así de esta manera, primero recibe presión de adentro, luego también de afuera.
Existe un trabajo de equipo y cooperación entre demonios de dentro y fuera de las personas.
Si los demonios que están adentro ponen un pensamiento en su mente y usted comienza
hablar o actuar de cierta forma,  los demonios de afuera ven sus acciones y escuchan sus
palabras y dicen: “Hey, vengan compañeros”.
Pablo dice en II Corintios 2:11: “…pues no ignoramos sus maquinaciones”. Cuando
usted llega al lugar de poder identificar las estratagemas de Satanás, se da cuenta de como él
trae estos pensamientos, y sabe también qué hacer al respecto. Usted sabrá como controlar su
propia mente.
Al diablo le gusta hacerle creer que él puede leer su mente. Le gusta hacerle creer que
los adivinos pueden decir el futuro, o que usted lo puede saber por la astrología y horóscopos,
etc.  Cuando usted está tratando de obtener dirección para el futuro, la obtendrá ya sea de Dios
o de lo profano. La obtendrá ya sea de Dios o del diablo y sus demonios.  ¿Cómo puede el
diablo predecir  el futuro? El tiene poder para crear situaciones y circunstancias, y hacer que
sucedan una o dos cosas para que usted crea en ello. Entonces usted le dirá a todo el mundo que
fue donde un adivino, y sucedió lo que él le dijo, propagará esto por todos lados y mucha más
gente consultará a los adivinos. Cada vez que usted entra a esos lugares, se presta a sí mismo
para la infiltración y dirección demoníaca.
Los Poderes Del Diablo Son Limitados
Satanás dijo en Isaías 14:4: “Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al
Altísimo”. El falló porque fue ante el Altísimo y fue arrojado del cielo. No tenía lo que se
necesita para ser igual a Dios, por lo tanto sus poderes son limitados. El propósito primordial
del diablo hoy en día es hacerle creer a la gente que él tiene igual poder que Dios. El trata de
convencerlos por medio de brujería, sesiones de espiritismo, meditación trascendental y control
de la mente. El engaña a la gente para que crean que ellos pueden hacer cosas tal como Dios. Así es como el comenzó al principio. El les dijo a Adán y Eva que serían como Dios. Desde
entonces ha tratado de falsificar el poder de Dios. Sin embargo, hay tres diferencias entre
ambas, que prueban que el poder del diablo es limitado:
El no es omnisciente. Esto significa que él no lo sabe todo. Mateo 12:1-13,18, dice que
Satanás hizo lo que pudo por medio de Herodes para localizar al niño Jesús. Ahora bien, si
hubiera leído las mentes, hubiera sabido donde estaba el niño Jesús. En la Biblia vemos que
hubo muchas veces en las que el diablo trató de obtener información. Si el diablo hubiera
podido leer las mentes, creo que hubiera leído la mente de Jesús antes que fuera a la cruz y si
hubiera sabido que Jesús al morir lo vencería, él no le hubiera matado. Por no poder  leer la
mente, cometió un gran error.
El diablo no lo sabe todo. Si lo supiera, no estaría probando todos los trucos que arrastra
para conseguir información. El debería simplemente saberlo todo. El quiere que usted piense
que él puede leerle su mente para poder engañarlo
El no es omnipotente (todopoderoso). Si él fuera todopoderoso, ¿Cree que habría dejado
a Moisés partir el Mar Rojo? ¿Cree que habría dejado a Elías detener la lluvia por tres años?
¿Cree que habría permitido que todos los ojos ciegos fueran abiertos y que toda la gente
recibiera sanidad a través de Jesús? Si él tuviera más poder que Dios y más poder que el que
tenemos a través de Dios, él nos detendría.  Nos mataría a todos.  El nos odia porque
proclamamos que Jesús es el Señor, y que por medio de El, podemos andar en victoria todos los
días. Nosotros estamos perturbando a su gente al decir, “Alabado sea el Señor, gloria a Dios,
aleluya”, si él fuera todopoderoso nos detendría porque sabría que esta gente muy pronto estará
en la lancha cristiana con nosotros.
Dios es todopoderoso y usted es hijo de Dios, es un heredero de Dios y coheredero con
Jesús. Si desea hablar acerca de alguien que es todopoderoso, deberá hablar de usted mismo. I
Juan 4:17 dice que como Jesús es, así también es usted en este mundo. El es Todopoderoso, I
Juan 4:4 dice que el que está en usted es mayor que el que está en el mundo. ¿Quién está en el
mundo? El diablo. ¿Quién está en usted? Dios.
El no es omnipresente. Romanos 8:37 dice que usted es más que vencedor por medio de
Cristo Jesús. Al primero que tiene que vencer y derrotar es al diablo. El no está en todas partes.
El puede viajar a la velocidad de la luz, pero no está en todas partes al mismo tiempo.
Solamente el Santo Espíritu de Dios tiene la habilidad de estar en todas partes al mismo tiempo.
Al diablo le gustaría engañarle y hacerle creer que él es igual a Dios. Solamente Dios es
Todopoderoso; solamente Dios es omnisciente; solamente El es omnipresente.  El diablo está
limitado.  Cuando usted aprenda esto, puede vencer y andar en victoria. Si Satanás puede
hacerle creer que sus demonios son más grandes que usted, que ese temor, preocupación y
enfermedad son mayores, usted será derrotado.  Pero no tiene que ser de esa manera, puede
andar en la victoria que Dios ha declarado para usted.
El diablo tiene un bien entrenado ejército de incorpóreos seres espirituales que desean
morar en los humanos, para mostrar sus atributos. Ellos prefieren a los humanos porque estos
tienen más formas de expresarse a sí mismos.  Ellos pueden entrar en un perro o un gato pero
les conviene más un ser humano.  El diablo mismo no pierde el tiempo con la mayoría de los
cristianos.  El no tiene necesidad de hacerlo, ya que sus demonios más insignificantes son
capaces de azotar a la mayoría de ellos.  El diablo fue personalmente donde Jesús.  Le dijo a sus demonios que retrocedieran,
que él iba a tomarlo a El (Jesús). No se iba a arriesgar con Jesús, pero falló. Cuando usted
comience a moverse con Dios como debería, el diablo vendrá a merodear algunas veces. El
Hno. Smith Wigglesworth, un fuerte siervo del Señor, dijo que una vez él se sentó, y vio al
diablo parado al pie de su cama, y exclamó, “Oh, es usted”. Se acostó y se volvió a dormir.
¿Cómo podría él hacer eso? El sabía quien era él en Cristo y que el diablo fue derrotado en la
cruz del calvario. Si usted sabe quien es en Cristo, puede hacer lo mismo.
Si usted está perdido y no conoce a Jesús, entonces es un hijo del diablo.  El puede
derrotarle cada vez que él quiera. El es su padre sin tener en cuenta si le gusta o le cree. Hasta
cuando usted haya nacido de Dios, él dejará de ser su padre.  No todos los seres humanos son
nacidos de Dios.  Toda la gente ha tenido su primer nacimiento, el nacimiento natural, pero no
todos han tenido el segundo nacimiento.  Todo el que ha tenido el primer nacimiento está en el
mundo.  Pero solamente los que han tenido el segundo nacimiento son los que irán al cielo.  Se
necesitó un nacimiento natural para traerle a este mundo y se necesita nacer de Dios para traerle
al siguiente mundo (el de la luz). Sin un nacimiento no puede entrar.  Si usted no es nacido de
Dios, no está en el reino de Dios, así es de simple.
El Método de Operación del Diablo

¿Cuáles son los métodos de operación del diablo?  Seres invisibles se infiltran y ocultan a sí
mismos en las personalidades de los individuos para colocar y bloquear pensamientos y para
llevarlos al mal. El diablo no tiene por qué ejercer control sobre usted para interferir en su
relación con Dios.  Si tan siquiera logra atormentarle con temores y lo lleva a los quizás y a las
dudas, entonces él comenzará a atormentarle.  El le atormentará con pensamientos tales como
“Quizá Dios no me sanará”, “Quizá Dios no salvará  mi esposo”, “Quizá mi hijo o hija irán
demasiado lejos”, “Tal vez no obtenga respuesta a esa necesidad económica”. El comenzará a
frustrarle y a confundirle y a hacerle pensar, “¿Lo hará en realidad Dios?.
El diablo vino a Adán y Eva y dijo, “Realmente les dijo Dios que morirían?” Hoy en día
el enemigo está preguntando lo mismo:  „Quiere Dios realmente decir que usted tiene que nacer
de nuevo para ir al cielo?” “Quiere El realmente decir que usted tiene que gritar, o le da El
cierto libre albedrío?”  Usted se puede tomar cierta libertad propia, pero Dios no da ninguna. Si
usted lo hace, tendrá que pagar las consecuencias.
¿Ha notado alguna vez que cuando se despierta en la mañana, un pensamiento le viene?
Cuando comencé a caminar en victoria, empecé a observar esto cada mañana La mayor parte
del tiempo era un mal pensamiento acerca de algo que alguien dijo o algo que no resultó como
yo pensé que sería. Había estado durmiendo, me despertaba y esto estaba en mi mente. Antes
de darme cuenta, me daba la vuelta y le decía algo a mi esposa al respecto y luego
sencillamente estaba batido todo el día. El diablo había dejado colgado ese pensamiento en mi
mente, y yo lo tragaba y lo tomaba. El colocaba ese pensamiento y yo lo tomaba.
¿No ha sentido tener un poco de temor acerca de algo que puede suceder, y después se
da cuenta que ese temor se está volviendo más grande y más grande y más grande? El temor
alimenta temor. Satanás coloca esos pensamientos.  El pone en usted el pensamiento que tal vez no lo conseguirá. “Si, tío Juan tuvo cáncer.
Esa pequeña protuberancia que usted tiene va a ser cáncer también”.
Mi madre era nerviosa. Ella tenía un problema nervioso, así es que estoy seguro que yo
lo tengo”. Esto es lo que la mayor parte de la gente dice, y el diablo se queda en el banquillo
riéndose, pues el ha puesto estos pensamientos.
El le dice, “Escúchame, no tienes mucha preparación, no serás capaz de llegar muy
lejos en la vida”, y el mundo dice, “así es”; pero Jesús dijo que El suplirá todas sus necesidades.
El no dice que proveerá si  se tiene una educación de primer grado o de cuatro años en la
universidad. No estoy en contra de la educación. Pasé unos pocos años recibiendo un poco de
ella. Pero no es necesaria para recibir de Dios.
Satanás colocará y traerá pensamientos para instruirle en hacer lo malo.  ¿Cómo
aprendió a preocuparse? Desde que usted era un niño vio a mamá y a papá preocuparse y los
oyó hablar acerca de la preocupación. Ellos se preocupaban por los precios, la guerra y los
tiempos difíciles.  Le mantuvieron preocupado  todo el tiempo.  ¿De dónde vinieron estos
pensamientos? ¿Quién los inyectó en usted? El diablo los inyectó en sus padres y ellos los
inyectaron en usted.
Mucha gente tiene temor.  Dios dice que El no le ha dado espíritu de temor (cobardía)
sino de poder, de amor y de dominio propio. El diablo es el que pone temor en usted. El le está
robando y tratando de matarle. Si alguien estuviera tratando de matarme le combatiría con la
Palabra de Dios día y noche. Si el diablo el está combatiendo con temor, luche con la Palabra
de Dios y dígale que se vaya. No permita que le siembre ese pensamiento, si deja que lo
siembre, él también lo alimentará.
Mi madre fue enseñada a no irse a dormir por la noche hasta que todos sus hijos
estuvieran en casa. Eso era el símbolo de una verdadera madre amorosa.  Ella se preocupaba
como si el preocuparse protegería a sus hijos. La única cosa que asegura la protección de sus
hijos es la fe en Dios.  Lo único que la preocupación puede hacer es dañarle.
Cuando es hora de dormir, voy a  la cama a dormir. ¿Qué acerca de mis hijos e hijas?
Los ángeles de Dios están allí, yo no puedo hacerles ningún bien a menos que use mi fe. ¿Sé
dónde están mis hijos? Si, y lo compruebo, pero no me preocupo.
Supongamos que su hijo debería llegar a casa de  la escuela a las 3:15, y no está. El
diablo dice, “Le pasó un carro encima”. Pasan cinco minutos y parece que fueran treinta, luego
media hora y él aún no llega.  Después se da cuenta que va a tratar de salir a buscarlo, el diablo
ha sembrado ese pensamiento y se queda riendo de usted. El hará eso respecto a cualquier cosa
y con todo. El actuará en un centenar de diferentes áreas en su vida. El sembrará unos
pensamientos y bloqueará otros, no necesariamente para controlarle, sino para atormentarle.  El
tormento no es atributo de Dios.  Dios es amor, bondad, y amabilidad. Estas otras cosas son del
diablo.
Todo el temor del mundo no le servirá de nada, pero mantendrá la puerta abierta para
que el diablo le atormente. Esto es lo que le pasó a Job. La Biblia dice que lo que Job temía le
aconteció. Se usted tiene temor de perder su casa, prepárese para perderla. El temor mantiene la
puerta abierta de par en par y la fe la cierra.
Si usted tiene temor de que no obtendrá ese aumento de salario, no lo obtendrá. Su
temor mantiene la puerta abierta. Si teme que no será exitoso, no lo hará. Si siente miedo que
no aprenderá la Palabra de Dios y será un vencedor, no lo hará. El temor es la puerta abierta
para el diablo.
La Biblia dice que usted todo lo puede en Cristo  Jesús. Créalo, Dios quiere hacerle
vencedor. El va a hacerle comprender, no importa cuanto tiempo le tome. La mayoría de los
cristianos están quietos, y Dios está parado atrás de ellos empujándolos.  Gracias a Dios por Su
gracia.
El diablo no siempre sembrará pensamientos malignos,  sembrará todo tipo de
pensamientos para mantenerlo alejado de Dios y de las cosas de Dios. ¿Ha notado alguna vez
que cuando comienza a leer su Biblia, su mente está en unas cincuenta cosas diferentes?
La primera vez que Dios me mostró sobre Satanás sembrando pensamientos, estaba
sentado en mi escritorio en la Primera Iglesia Bautista en Baldwin, La., leyendo mi Biblia: Dios
estaba hablándome y yo estaba siendo bendecido.  Me levanté una que otra vez; hablaba en
lenguas y alababa al Señor. Luego regresaba a la Palabra. Estaba teniendo un buen tiempo con
el Espíritu Santo, y de repente un pensamiento vino a mi mente, “Olvidaste conseguir la cinta
para esa máquina de escribir”. El Señor me habló entonces y dijo: “Hijo, ¿Crees que cuando yo
te estoy bendiciendo así, voy a poner en tu mente un pensamiento sobre la cinta de una
máquina de escribir?  Dije, “Conseguiré esa cinta la próxima semana”.
Dios no pondrá pensamientos en su mente que le distraerán de la lectura de la Biblia
o de orar en lenguas. Fue el enemigo quien puso ese pensamiento en mi mente sobre la cinta de
la máquina de escribir. Si hubiera actuado por ese pensamiento, el enemigo me hubiera hecho
hacer otras dos o tres cosas que yo había olvidado.
¿Alguna vez decidió  que iba a orar en lenguas por cinco minutos, y oró por lo que
pareció como quince minutos; pero al mirar su reloj habían pasado dos minutos? ¿Alguna vez
se ha puesto a orar y su mente empieza a pensar? Usted dice: “¿Qué está pasando? El enemigo
está tratando de impedir que ore.
Diga, “Diablo, quiero que sepas que voy a orar hasta que se sienta tanto fuego que no
serás capaz de soportarlo”, y sencillamente siga orando en lenguas. Propóngase en su corazón
que cuando sea posible, usted va a pasar tiempo orando en lenguas, eso revolucionará su vida.
Lo mantendrá tan encendido que el diablo no sabrá que hacer. El no puede sembrar muchos
pensamientos si cada vez que se acerca a usted, él le escucha hablar en lenguas. Eso lo vuelve
loco.
El Sistema de Espionaje del Diablo
El sistema de espionaje del diablo es la forma como él descubre lo que está sucediendo
dentro del campamento de su enemigo. En algunas de las mayores victorias en tiempo de
guerra, un espía era enviado al territorio enemigo para dar información falsa. Si actuaban en
base a la información falsa, se había tendido una trampa.  El diablo pone pensamientos dentro
de su campamento. Si usted cree su falsa información y se guía por ella, él descubre lo que está
sucediendo dentro del campamento del enemigo. El demonio siembra el pensamiento, pero
usted declara aceptación por sus acciones y palabras. Sus acciones o palabras dan la clave sobre
como proceder en su próximo paso de engaño. La trampa se vuelva más y  más profunda.
¿Cómo funciona?  El viene y pone el pensamiento en su mente que el cáncer le matará. Eso es
una mentira. Jesús dijo que El le sanó. Pero si ese pensamiento es afianzado, él le verá
marcando el teléfono, “puedo hacer una cita…” Luego él dice, “Vengan Chicos, ellos cogieron
la carnada,  creen que tienen cáncer”. Ya sea por sus acciones o por sus palabras, usted le
permite saber al diablo que mordió el anzuelo. Si el ataca su cuerpo mientras está durmiendo, y
se despierta con dolor en el cuerpo, el enemigo ha entrado en su campo. ¿Cómo va a saber si
cogió la carnada? ¿Quién le va a decir a él que a usted le duele? Usted mismo.

Usted se despierta y se estira con esfuerzo. Ellos dicen, “Hey, miren eso, creo que la
cogió, observémoslo un poquito más”. Usted alcanza y se agarra del poste de la cama y se
queja. Ellos dicen, “Sí, lo cogió”. “Observémoslo un poquito más”. Poco después se da cuenta
que el enemigo dice, “Sembramos el pensamiento, ocasionamos el dolor, y él mordió el
anzuelo. Ahora, hagámoslo peor”. Pronto usted está en mala condición.
Si tiene un problema, usted es de los que dice que tiene el problema. Si su esposo es
grosero, es de las que dicen que él es un grosero.  Si su mamá y su papá le están maltratando, es
de los que cuenta cuanto le están haciendo. Por eso es que la Biblia dice que la vida y la muerte
están en el poder de la lengua (Proverbios 18:21).
Proverbios 6:2 dice: “Te has enlazado con las palabras de tu boca”. Si su boca siempre
está hablando lo bueno y usted está actuando de manera correcta, el diablo no sabe lo que está
sucediendo. El no sabe si hay alguna crisis, a menos que se lo diga. Usted dice cosas como,
“Tuve un sueño anoche, tengo tanto miedo, me asustó”. Y el diablo dice, “Yo le di ese sueño
anoche y no sabía si había funcionado o no, pero ahora ya sé, vengan chicos”.
Usted está hablando por teléfono y dice, “Creo que si mi esposo hubiera dicho dos
palabras más anoche, le hubiera pegado”.  El diablo dice, “haremos que él lo diga esta noche”.
Luego usted dice, “No comprendo, se está poniendo peor y peor”.  Le está diciendo al diablo
que hacer para volverlo peor.  Usted está corriendo las cortinas y descubriendo los secretos de
su mente. Todo lo que el diablo necesita saber es que Jesús es Señor. Confiese la Palabra, hable
en lenguas, alabe al Señor.  El diablo no sabrá si usted cogió un pensamiento a menos que se lo
diga.
Otro ejemplo es, “Nadie me ama,  Nadie me presta atención. Todos me desprecian”.  Y
el diablo dice, “Oyeron eso, vengan chicos, vengan”.  El sigue diciéndole, “Si, así es, no te
tratan bien”.
Cuando usted dice que no puede salir de una situación, cava su hoyo un poquito más
hondo. Cuando se mantiene confesando que no puede salir de él y sigue diciendo a la gente y hablando sobre ello, está cavando su hoyo más y más profundo.  Hay algunas cosas que usted
tiene que hablar al respecto, pero sea cuidadoso.  La mayor parte del tiempo no tiene que
hacerlo. Si comienza a alabar a Dios, El le mostrará como salir.
Usted dice, “¿Qué hago si necesito consejo?”  Llame a alguien que haya estado
caminando con el Señor durante un rato. No hable a 15 personas diferentes acerca de la
situación, o cavará a su hoyo 15 veces más profundo.
La Derrota Del Diablo
Para derrotar al diablo, usted necesita ser instruido.  II Corintios 2:11 dice:  “Para que
Satanás  no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones”.
Conocimiento es lo opuesto a ignorancia.

II Timoteo 2:15 dice: “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero
que no tiene de que avergonzarse, que usa bien la Palabra de verdad”.
Romanos 12:2 dice: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la
renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios,
agradable y perfecta”. Su mente tiene que ser renovada para saber que usted es un vencedor,
también tiene que saber que mayor es el que está en usted que el que está en el mundo. Usted es
más que vencedor por medio de Cristo Jesús.  Dios no le ha dado espíritu de cobardía, sino de
poder, de amor y de dominio propio. Regocíjese en el Señor siempre. La vida y la muerte están
en el poder de la lengua, usted se ata con las palabras de su boca. Tenga por sumo gozo cuando
se halle en diversas pruebas.
Cada vez que tenga un problema, alabe a Dios durante el mismo. Esto es contrario al
mundo.  Revienta la mente del diablo y la mente de la gente también.  Pero siga adelante y
hágalo de todas maneras, entonces Dios se moverá por usted.  Dios no hace acepción de
personas.  Lo que El ha hecho por mí o cualquier otro hombre que se está moviendo con Dios,
El lo hará por usted. Es Su voluntad que usted camine en victoria sobre el diablo.
Jesús dijo: “Yo vine para que tengan vida y para que le tengan en abundancia”. ¿Por
qué quiere El que tenga vida y que la tenga en abundancia? Para que usted sea una luz para la
gente que está frustrada y confundida.  La gente de este mundo está en mal estado. No hay
diferencia si tienen cinco centavos en la bolsa o un millón de dólares, ellos están en mal estado.
Están perdidos y atados al infierno.  Van a pasar la eternidad separados de Dios, necesitan una
luz que seguir. La única manera en que usted puede ser una luz es aprendiendo a caminar con
Dios, para que ellos sepan que hay un camino mejor.
La Palabra dice que nosotros somos cabeza y no cola.  Que estamos arriba y no abajo.
Que seremos bendecidos en nuestro entrar y en nuestro salir.  Somos la luz del mundo. La única
razón por la cual Dios no destruye la tierra ahora mismo es porque nosotros estamos aquí. El
Padre Dios ve hacia abajo, y si no fuera por nosotros habría completa obscuridad. Cuando El
nos saque, el mundo habrá logrado su merecido.
Es tiempo que el pueblo de Dios tome una posición, hágale saber a la gente que están
perdidos. El mundo se está volviendo más y más perverso, deje que la gente sepa donde está parado. Ellos no lo sabrán a menos que se los diga. Ellos están buscando. La razón por la cual
un hombre bebe es porque él está buscando. La razón por la cual los jóvenes toman pastillas es
porque ellos están buscando.  Pero, la paz no puede ser encontrada en una botella o en una
píldora, está solamente en Cristo Jesús, el Hijo del Dios Viviente. No hay otro camino.
Juan 15:16 dice: “…os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto
permanezca…” Dios nos ha ordenado que ayudemos a la gente a encontrar a Jesús y que
vengan al amor, gozo, paz y contentamiento que hay en Jesucristo, el Hijo de Dios.
Para derrotar al diablo, usted debe controlar su mente.  Filipenses 4:8 dice: “…todo lo
que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de
buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”.. Seleccione los
pensamientos que vienen a su mente.  Si ellos encajan en la Palabra de Dios, créalos. Si no,
suéltelos. En su mente usted le dice a su cabeza y brazo que hacer, así que dígale a su mente
sobre lo que ha de pensar.
Diga, “Diablo, no vas a poner basura en mi mente, no es un basurero. Yo tengo la
mente de Dios, le pertenece a Jesucristo. Rechazo los pensamientos que no encajen con la
Palabra de Dios”..
Si usted no combate el temor, la inseguridad y frustración, ellos se volverán peor. Usted
solamente la alimentará y alimentará, hasta que se convierta en un monstruo. Afectará su
cuerpo y mente, y no sabrá que hacer. Jesús dijo: “Mi paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la
doy como el mundo la da…” Tenemos Su gozo y amor también.
El diablo está vencido, pero tenemos una parte que hacer. La mesa está servida, pero
tenemos que comer. Nosotros servimos a la mesa el tipo adecuado de alimentos para nuestros
hijos, pero ellos tienen que comérselos.  Muchas veces ellos prefieren comer golosinas. Dios ha
puesto en la mesa el alimento correcto para nosotros, pero algunas veces, porque no tenemos
sabiduría, solamente comemos golosinas, dulces, helados, papitas y hamburguesas. Eso está
bien de vez en cuando, pero una dieta mala le afectará. Dios creó el cuerpo para que tuviera una
dieta balanceada.  Puede tomar diez o quince años, pero eventualmente le afectará. Si usted no
llena su mente con la Palabra de Dios, también le dañará, si no tiene una dieta espiritual
balanceada, le afectará.
Para derrotar al diablo, usted debe tener confianza y seguridad en la Palabra de Dios.
Santiago 4:7 dice: “…resistid al diablo, y huirá de vosotros”.  II Corintios 1:20 dice, “Porque
todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros para gloria de
Dios”. Una de las promesas de Dios es que si usted resiste al diablo, él huirá. En la primera
parte de Santiago 4:7, El dice que se someta usted mismo al Señor. Esto significa a la Palabra.
Sea sumiso a la Palabra, lo que Dios dice es verdadero. Salmos 119:89-90 dice:  “Para siempre,
oh Jehová permanece Tu Palabra en los cielos.  De generación en generación es Tu fidelidad;
Tú afirmaste las tierra, y subsiste”.
Hebreos 10:23 dice: “Mantengamos firme, sin fluctuar la profesión de nuestra
esperanza, porque fiel es el que prometió”.  Manténgase firme a la Palabra que dice: “Resistid
al diablo y huirá de vosotros”. Hebreos 6:15 dice: “Porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa”. ¿Cuál es la voluntad de Dios?
“Resistid al diablo y huirá de vosotros”. Después de obedecer a la escritura y pelear la buena
batalla de la fe, usted recibirá la promesa.
Usted dice, “Dios, ¿Por qué no sigues adelante y me la das?  Estoy dispuesto a
mantenerme firme.”
El dice, “Demuéstramelo. Me has estado dando todas esas promesas, ahora, quiero
probarte.”.

¿Cuáles son las promesas de Dios? Jesús vino para que tuviera vida y para que la
tuviera en abundancia. Mayor es el que está en usted que el que está en el mundo. Usted es más
que vencedor por medio de Cristo Jesús; todo lo puede en Jesucristo. Dios suplirá todas sus
necesidades; toda promesa del Libro es suya. No solamente para Elbert Willis, o para otros
cristianos que ustedes conocen; también son suyas.
I Corintios 3:21-23, dice: “Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo es
vuestro: sea Pablo,  sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la vida, sea la muerte, sea lo
presente, sea lo por venir, todo es vuestro, y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios.”
II QUEBRANTANDO EL PODER DEL DIABLO
Segunda de Corintios 2:11 dice: “Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre
nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones”.  Esta escritura debe de volverse una realidad
para usted, si va a ser un vencedor. El poder del diablo ya fue quebrantado, por lo tanto usted
puede vivir una vida victoriosa y abundante. ¿Por qué es esto tan importante? Para que usted
pueda ser una luz a los que están en obscuridad.
La mayoría de la gente en el mundo está viviendo vidas temerosas, frustradas y
confundidas. Por fuera parecen estar bien, tienen una sonrisa en su rostro, pero por dentro no
hay paz. Las salas de siquiatría están llenas, y hay más gente en drogas y alcohol que nunca
antes. Están buscando una respuesta, y por eso es que usted debe manifestarles a Jesús.
El diablo va a pelear. El no quiere que usted se le suelte, el no quiere que usted sea libre
y comience a vivir una vida que será un ejemplo para un mundo hambriento de Dios. El sabe
que si su vida comienza a manifestar amor, gozo y paz, usted influenciará otros para Jesús. El
diablo no quiere a nadie en el negocio de la influencia con excepción de él mismo.
II Corintios 2:14 dice: “Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en
Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de Su conocimiento”.
Dios siempre nos lleva en triunfo en Cristo Jesús. El hace esto para dar a conocer el olor de Su
conocimiento por medio de nosotros en todo lugar. A medida que triunfemos sobre el diablo y
andemos en victoria, vamos a ser como un olor perfumado para el mundo.
La victoria cuesta, es una  perla de gran precio. Usted tiene que estar dispuesto a
venderlo todo para obtener esa perla. Hay una parábola en la Biblia con respecto a eso. Un
hombre vendió todo para comprar una perla.  Usted tiene que estar dispuesto a deshacerse de todo para obtener esa perla. Esa perla es Jesucristo y El lo vale todo.
Quebrantar el poder del diablo sobre su vida requiere del conocimiento de ciertos
hechos respecto a este:
El poder de Satanás es robado. Génesis 1:26 dice: “Entonces dijo Dios: Hagamos al
hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las
aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la
tierra”. En otras palabras, Dios dio dominio a Adán y a Eva. El creó el mundo y los puso a ellos
a cargo. Luego fueron engañados y despojados de su autoridad; así el diablo se volvió el
gobernante de este mundo.
Lucas 4:5-6 dice: “Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento
todos los reinos de la tierra. Y le dijo el diablo: a ti daré toda esta potestad, y la gloria de ellos;
porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. El le mostró a Jesús todos los reinos
del mundo y dijo que le fueron entregados a él.  Y a quien él quisiera darlos él podría hacerlo.
Adán y Eva voluntariamente aceptaron hacer lo que el diablo quiso que ellos hicieran. Por
consiguiente, cuando se rindieron a él, perdieron su dominio y autoridad.
El diablo puede usar su poder para mantenerle en esclavitud por medio de la ignorancia;
pero, cuando usted aprende la verdad, está dando el primer paso para caminar en victoria total
sobre el enemigo. No tiene que fallar en ninguna área de su vida. No tiene que ser vencido
espiritual, física, mental o económicamente.  Usted puede derrotar al diablo porque el poder de
él es robado.
Jesucristo vino y le liberó, pero usted tiene que saber de qué ha sido liberado. La muerte
y resurrección de Jesucristo fue la proclamación.  El le liberó del poder de la tinieblas. Usted
tiene vida eterna; ha sido redimido de enfermedad, pobreza y muerte espiritual.  No tiene que
estar ya más enfermo o tener problemas físicos.  Dios le bendecirá financieramente; pero, tiene
que pagar el precio de aprender la Palabra. Dígale al diablo que usted no estará esclavizado a él
más tiempo.  Diga: “No voy a estar esclavizado a usted nunca más.  Me has golpeado toda mi
vida, pero no voy a estar esclavizado a ti nunca más”.
El poder de Satanás es permitido. Romanos 13:1 dice: “Sométase toda persona a las
autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios,
han sido establecidas”. Satanás admitió en Lucas 4:6 que su poder le había sido entregado.
Engañó a Adán y a Eva, y ellos le dieron dominio y control del mundo. Así que, su poder es
permitido. Dios pudo haber detenido a Adán y Eva, pero El quiere que nuestra obediencia sea
completamente voluntaria.  El no quiere un montón de robots. Adán tomó la decisión.
Hoy en día es su decisión. Dios podría liberarle pero El dijo: “Yo no tengo que hacerlo,
yo ya lo hice. Vas a tener que comprender lo que yo ya hice en Jesús. Yo podría detener toda la
presión que viene sobre tí, pero al mismo tiempo no puedo”.  ¿Por qué puede El hacerlo, pero
no puede? Porque El dio Su Palabra; El dio a Su Hijo, Jesús; El dijo ya está consumado. Todo
lo que usted tiene que hacer es aprender la Palabra de Dios y descubrir quién y lo que usted es.
Entonces podrá quebrantar el dominio del diablo en su vida: espiritual, mental, física y
financieramente.  El poder del diablo es limitado.  I Corintios 10:13 dice: “No os ha sobrevenido ninguna
tentación que no sea humana; pero, fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que
podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que  podáis
soportar”. El poder de diablo está limitado, ya que no le puede tentar con algo que no sea
común al hombre.  ¿Se da cuenta que usted permite que cosas comunes le desanimen?  Temor,
preocupación, enojo, decepción, desánimo, resentimiento, amargura y  heridas son todas
comunes; sin embargo le fustigan y le fustigan y le fustigan. Inseguridades, nerviosismo,
tensión y orgullo son también cosas comunes. Dios dijo que El no les dejará ser tentados más
de lo que puedan resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que
puedan soportar.
Algunas veces usted puede decir: “No puedo soportar más tiempo”. Cuando dice eso
llama a Dios mentiroso y corta su línea de fe.  Usted tiene que ser sabio.  Dios dice que el dará
la salida. ¿Dónde está la salida? Yo no lo sé; pero El dijo que El daría la salida. El poder de
Dios es ilimitado, y El es fiel.
Isaías 43:1-3 dice: “Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo,
oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú. Cuando pases por las
aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te
quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu
Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por Tí”. Dios no dijo que usted se
ahogaría o quemaría o que la corriente del río sería demasiado veloz. Nada será demasiado
caliente para un santo de Dios que cree la Palabra de Dios y se da cuenta que el poder del
diablo es limitado.  Cuanto problema venga a su camino, manténgase en I Corintios 10:13 y
diga: “Dios dijo que El daría la salida. Le creo a Dios”.
Desearía poder transmitir lo que está en mi corazón a su corazón. Yo estoy libre de los
yugos y poderes del diablo. El viene, pero puedo fustigarlo.  Conozco la Palabra.  Yo se que su
poder es robado, permitido y limitado; pero también sé que el poder de mi Padre es ilimitado.
Yo soy un hijo del Rey, un heredero de Dios y un coheredero con Jesucristo. Ningún problema
que me afronta puede permanecer ya que tengo fe en la Palabra de Dios. El es el Dador de la
salida. El prepara el camino para aquellos que son fieles a Su Palabra y permanecen allí con
ella.
El poder del diablo es resistido. El no tiene dominio completo.  Jesús dijo en Lucas
22:31-32: “…Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero
yo he rogado por tí, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos”. Jesús oró
porque la fe de Simón no fallara. Creo que cuando Jesús oró, El oró la oración de fe. Cuando El
oró por Simón, El oró por mi. El dijo: “Elbert Willis, he rogado que tu fe no falte”.
Y digo, “Jesús, se que cuando oras, Tú oras creyendo y el Padre te ha oído. Por
consiguiente, el poder del diablo es resistido”.
Hebreos 7:25 dice: “Por lo cual puede salvar perpetuamente a los que por El se acercan
a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos”. Jesucristo vive siempre para interceder.  Santiago 4:7 dice: “Someteos, pues a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”.
Cuando usted está orando por otros, el enemigo debe pelear, porque el poder de él es resistido
porque está orando. El está peleando para detener sus oraciones.  El está combatiendo esa
oración de fe que usted está haciendo por su esposo, esposa, hijo, hija, mamá o papá.  Cada vez
que él le ve, él recuerda esa oración que hizo.  El tiene que enfrentarlo todos los días de su vida,
él es resistido. El no tiene dominio libre. El trata de hacerle pensar que él puede hacer todo lo
que él quiera, pero no puede.  Si él pudiera le mataría. A él no le gusta que usted vaya por ahí
sonriendo y alabando al Señor y gritando Gloria, Aleluya. El más bien le tendría abatido.
Romanos 8:37 dice: “…Somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó”.
El diablo es un enemigo derrotado, no usted.  Usted es un vencedor y un triunfador. Tome su
posición. Camine en su herencia.
Quiero asegurarme de que usted tiene esto claro. El poder de Satanás es resistido. Yo
confieso a diario que los ángeles del Señor acampan a mi alrededor. Eso es resistir su poder.
Por la mañana mi esposa me trae una taza de café y corre las cortinas.  Miro por la ventana y
veo con mis ojos espirituales a un ángel sonriendo y mirándome por la ventana. Esa es la
manera para comenzar el día. Es como que Dios le esté diciendo: “Hijo, aquí estoy. Estoy de
servicio”.
El poder de Satanás está quebrantado para aquellos que conocen la verdad. Jesús
quebrantó su poder en el calvario.  Pero cuando usted no lo sabe, él puede mantenerlo atado. El
puede hacerle creer que usted no se puede librar de él. El puede hacerle creer que porque le ha
tenido por tanto tiempo usted no se puede liberarse.  El dice: “Has tenido miedo por veinte
años, no te puedes liberar de eso,. Has padecido esta enfermedad por  quince años; no hay
manera que te puedas librar de ella”. Eso es lo que él le dice a la gente. Cada vez que él le diga
eso, grite, porque Jesús dice, que usted puede. Jesús dice que usted es un triunfador. Jesús dice
que usted es un vencedor. El poder de Satanás ya está quebrantado.
I Juan 3:8 dice: “El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el
principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”. Jesús vino y
fue manifestado para deshacer las obras del diablo. Si sus obras están destruidas, ¿Cómo puede
él afectar a tanta gente hoy en día?  Debido a la ignorancia.  Mientras esté ignorante de este
hecho, él puede mantenerle en esclavitud. El dice: “No, tú no puedes librarte de eso. Tuviste
esto toda tu vida. Tu papá fue de esa manera, tu mamá fue de esa manera”.  Cada vez que él le
diga algo que no está en línea con la Palabra de Dios, repréndalo. Dios no habla lo contrario a
Su Palabra.
I Juan 4:4 dice: “Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es
el que está en vosotros, que el que está en el mundo”. El dice que usted es de Dios y que El, que
está en usted es mayor que el que está en el mundo. Eso significa que el poder de Dios que está
permaneciendo en usted es mayor que todo el poder del diablo.  El diablo le ha tenido en
entrenamiento por años, pero usted puede librarse de él.  Lucas 10:19 dice: “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre
toda fuerza del enemigo, y nada os dañará”. El Señor me condujo a llamar a todo lo que
parezca que me va a dañar una mentira.  Cuando nos mudamos por primera vez a Lafayette
teníamos una carmelita Ford del año 1972, parecía como que cada vez que daba la vuelta,
estábamos teniendo problemas con el carro.  Había estado haciendo todo el trabajo en el carro
yo mismo y el Señor había estado inquietándome al respecto. El dijo: “Hijo, sería mejor si
ejercitares la fe en ello”.  Algunos de ustedes, hombres, son muy buenos mecánicos, pero lo
mejor es dejar que alguien más lo  repare y que usted ejercite su fe. Así es como crece.
Mientras algunos de ustedes están ejercitando sus músculos, yo estoy ejercitando mi fe y
permitiendo que mi fe crezca para más adelante en el camino.
De cualquier manera, el arranque se salió del carro y eso fue el colmo. El diablo había
estado combatiéndome a izquierda y derecha. De repente sencillamente me levanté y dije: “En
el Nombre de Jesús reclamo cinco veces la cantidad para comprar un nuevo arranque”. El
arranque costaba $75.00; así que serían $350.00. lo reclamé del diablo. Algunas veces reclamo
tanto como diez veces.
La Biblia dice que somos vencedores, no defensores.  De todas formas nada le herirá;
así que, si el diablo viene peleando, ejerza su autoridad y poder sobre él.
El poder de Satanás es engañoso. El ha tenido seis mil años de práctica en el hombre.
Cualquiera podrá aprender algo en seis mil años.  En Juan 8:44, Jesús dijo: “Vosotros sois de
vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde
el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla
mentira, de sí mismo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira”. Si usted cree una
mentira, obtiene el resultado de ella. Si cree que el diablo puede golpearle, entonces usted
obtiene el resultado de esa creencia y fallará. Si usted cree que él puede meterle miedo,
entonces ha creído una mentira del diablo, y él pondrá temor sobre usted; pero si cree la verdad,
tendrá libertad.  La Biblia dice que usted conocerá la verdad y la verdad le hará libre. Si cree la
verdad, ella le libertará. Si cree una mentira, ella lo esclavizará.  Todo se reduce a lo que usted
crea.
Efesios 6:11 habla acerca de las “asechanzas del diablo”.  La palabra “asechanzas”
significa artes. El sabe lo que está haciendo; él tiene estratagemas.  Un buen general planea y
trama todo en los cuarteles, y allí es donde la batalla es ganada.  El diablo le conoce; él sabe
como ha reaccionado toda su vida. El puede golpearle con dos o tres cosas y sabe como
reaccionará. Pero cuando usted viene a Jesús, vuela su estratagema.  Le ataca con la número
uno y usted dice: “GLORIA”. Le ataca con la número dos y usted grita: “ALELUYA”, le
golpea con la número tres y usted dice: “BIEN, ALABANZA AL SEÑOR”. El no sabe que
hacer, dice: “Vengan chicos, tenemos que regresar al grupo de nuevo”.
Ellos se regresan y planean alguna otra estratagema. Ellos dicen: “hace cinco años esto
le afectaba. Nuestros informes muestran que tenía un problemita por aquí; vamos y removamos
eso. Hagámosle creer que está volviendo a él.”  Lo que usted tiene que aprender a hacer es actuar de la forma correcta. Fundirá su
fusible, su mente y su estratagema porque todo lo que usted diga será “GLORIA, ALELUYA,
ALABANZA AL SEÑOR, BENDITO SEA EL NOMBRE DEL SEÑOR. LO TENGO… SOY
UN VENCEDOR.  SOY UN TRIUNFADOR”. El no sabrá que hacer; pero si puede hacerle
que hable o actúe a su manera tendrá algo sobre usted.
El utiliza estratagemas hábiles. Sabe cómo llenar la cubierta en contra suya, pero usted
puede derribarlo. El utiliza engaño, astucia y planes establecidos. El no está en un trato de “tira
y pierde”. Le ha estado estudiando todos estos años.  Le ha programado.  Derribe su
estratagema y planes regocijándose en el Señor siempre. Se da cuenta que cada botón que él
apriete hará que usted responda con, “GLORIA, GLORIA, ALELUYA, ALABADO SEA EL
SEÑOR, MAYOR ES EL QUE ESTA EN MI QUE EL QUE ESTA EN EL MUNDO. SOY
MAS QUE VENCEDOR POR MEDIO DE CRISTO JESUS. TODO LO PUEDO EN CRISTO
QUE ME FORTALECE.   ALABADO SEA DIOS, TENGO LA VICTORIA. TENGO
AUTORIDAD Y PODER SOBRE EL DIABLO”.
Satanás utiliza estratagemas elaboradas. Elaboradas implica que llevan un curso o ruta.
Los demonios han estado dentro y fuera de la gente mientras han estado aquí. Ellos conocen la
naturaleza humana perfectamente.  Ellos saben exactamente como fue usted maltratado cuando
era pequeño.  Saben exactamente el tipo de personalidad en que el mundo le formó y
justamente que botones apretar. Pero si usted aprende a regocijarse en el Señor siempre, ellos
no sabrán que hacer.  Las estratagemas elaboradas son para encerrarlo y oprimirlo.
El también utiliza seguimientos constantes.  El sigue continuamente como un sabueso.
El no soporta verle caminar en victoria. Si usted retrocede, él le golpeará hasta la muerte. Si
usted prosigue, él será como un sabueso en su camino. La Biblia dice que es mejor no oír a la
verdad si usted no está planeando ir hasta el final con el Señor. Si quiere ir hasta el final, sería
mejor que supiera estas cosas y aprenda a azotar al diablo, porque si no lo hace, él va a taparle
la boca toda su vida. Si usted no aprende estas cosas de él le mantendrá en desgracia.
Su poder es destructivo. Juan 10:10 dice : “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. El ladrón es
satanás. Jesús es quien ha venido a darnos vida y vida en abundancia. Usted es el enemigo del
ladrón. El está continuamente en su camino. Usted puede moverse con Dios y obstruir sus
planes; pero si se mantiene dando capirotazos y aleteando, él será capaz de vencerle o
destruirle. Las Sagradas Escrituras le llama el maligno, el tentador, el acusador, el seductor y
mentiroso.  No hay ni una cosa buena acerca de él.  Todos sus atributos son destructivos, y el
trata de ponerlos en usted. El se lo está haciendo al hombre perdido también. Usted puede
pensar que si retrocede un poquito, sería mejor.  No lo haga. Sencillamente bajará la guardia, él
le matará más rápido; no tendrá a los ángeles protegiéndole ya más. Pondrá más rápidamente
un cáncer en usted porque ya no cree en la sanidad divina.  Si él no lo puede hacer con algo
más, lo hará con preocupación.  La preocupación es una homicida.  El nerviosismo, tensión y
todas estas cosas son destructivas.  El poder de Satanás está condenado y él lo sabe. El trató de detener a Jesús, pero no
pudo y su poder fue quebrantado eternamente.  ¿Recuerda cuando Herodes oyó la noticia de
que había nacido un niño que fue llamado Emanuel? El envió a  sus hombres y asesinaron a
todos los niños varones que tenían de dos años para abajo. ¿Quién cree usted que estaba atrás
de esto? Satanás ha estado viviendo en temor desde que Adán y Eva se marcharon del jardín.
Dios dijo que iba a haber uno que vendría y aplastaría su cabeza. Cada vez que un profeta del
antiguo Testamento aparecía, el diablo trataba de matarlo, porque él pensaba que quizás ese era.
Alabado sea Dios, Jesús vino. El vino y derrotó totalmente al diablo. Ahora satanás está
temeroso de los vencedores que están saliendo ahora. Esa es su condena final. El sabe que su
mensaje de derrota total está comenzando a ser enseñado alrededor del mundo.  El sabe que hay
hombres y mujeres que se están levantando como nunca antes para andar en victoria total. Por
eso es que en todo lugar donde este fuerte mensaje de fe está siendo enseñado, él está pelando,
porque allí es donde surgirán los vencedores. La mayoría de la gente en las iglesias organizadas
no son vencedoras. Ellos son salvos, pero Jesús no dijo que El iba a venir sólo por el pueblo
salvo. El dijo que venía por los vencedores.
Apocalipsis 12:1-10 habla acerca del vencedor.  Apocalipsis 10:2-3 dice: “Y prendió al
dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al
abismo, y lo encerró, y puse su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta
que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo”.
Los vencedores reinarán con Jesús.
Satanás no puede detener a Jesús, y no será capaz de detener a los vencedores. Lo que
Jesús hará será venir y encerrar al diablo por mil años, luego los vencedores van a reinar aquí
en la tierra con Cristo Jesús. Luego, después de esos mil años, satanás será soltado por un rato.
El  va a ser sencillamente tan malo como siempre. Va a engañar a las naciones de todos los
cuatro rincones. Ellos van a ir en contra de Jerusalén. Allí es donde nosotros vamos a estar, y
Jesús estará sentado en el trono en Jerusalén. Jesús los vencerá a todos  y entonces nosotros
caminaremos adelante hacia la eternidad.
El diablo está vencido. El ha estado vencido desde el principio.  Fue sellado cuando
Jesucristo vino y pagó el precio. Usted no tiene que vivir más bajo la maldición de la ley,
porque ha sido redimido.  La victoria es suya; espiritual, física, mental y económicamente. El
poder del diablo es limitado. No es mucho lo que él puede hacer, cuando usted tiene un
conocimiento de esto. Entonces le puede vencer. Pero, hasta que tenga ese conocimiento, no
puede hacer nada. Usted ha sido enseñado y entrenado toda su vida a hacer lo mejor que pueda.
Lo mejor que puede hacer es entrar en la Palabra de Dios.
Confiese esto: En el Nombre de Jesús, confieso que el diablo es un enemigo derrotado. Yo soy
el triunfador. Soy el vencedor. Yo soy el que siempre triunfa.  El diablo es el enemigo
derrotado; y digo en el Nombre de Jesús que él está vencido, porque tengo poder y autoridad
sobre él”.  II PARTE
INTRODUCCION
Este es un estudio que revelará las verdades que le permitirán a usted alcanzar victorias
primeramente en las áreas del alma. Su mente, voluntad y emociones que es lo que Satanás con
mayor frecuencia ataca.
En toda su vida usted ha sido entrenado por el mundo. Luego, cuando vino a Jesús y lo
recibió como su Señor y Salvador y empezó a leer su Palabra, usted encontró un nuevo camino
presentado.  Romanos 12:2 afirma: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por
medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que  comprobéis cuál sea la buena
voluntad de Dios, agradable y perfecta”.
Este nuevo camino no es comprendido fácilmente porque es contrario al camino
antiguo. Es contrario a lo que usted ha aprendido de mamá y papá, de la sociedad y de las
instituciones educativas. Por lo tanto usted es incapaz de hacer la transición de un nivel natural
a uno sobrenatural. Su mente debe ser renovada por la Palabra de Dios para poder crecer y
madurar como cristiano.
El más grande obstáculo para renovar su mente es la influencia demoníaca en el área
del alma.  Esto le impedirá a usted caminar en victoria los 365 días del año.  Primero, usted
debe nacer de nuevo. La salvación es para su espíritu y lo llevará al cielo. Luego usted necesita
el Bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de hablar en otras lenguas, para llenarse de
poder. Usted necesita sanidad para su cuerpo y liberación para su alma. Con estas obras de Dios
adentro de usted su mente será capaz de comprender las verdades de Dios. Usted empezará a
reconocer los caminos del diablo, y sabrá cuando acecha su mente.
Su mente no puede ser renovada por la Palabra de Dios, hasta que usted sea libre de la
influencia demoníaca.  Este estudio expone los métodos demoníacos de entrada, estratagemas,
la liberación de demonios y la derrota personal y total de un enemigo ya derrotado.

I ENTRADAS DE DEMONIOS (Puertas y Avenidas)
La mayoría de los demonios entran en la niñez.  ¿Qué niño o niña no ha sido atrapado
dentro de un closet y experimentado temor? ¿Qué niñito o niñita no  ha estado tan enojado
contra su mamá o papá que dice: “Me gustaría matarte”? ¿Qué niñito o niñita no ha deseado
algo tanto, que lo toma sin permiso y cuando fue encontrado en casa, miente y dice: “Yo sólo lo
recogí. Yo sólo lo encontré”? ¿Qué niñito o niñita no ha discutido con su hermana o hermano y
se enoja, y dice,: “Quisiera que estuvieras muerto”? ¿Qué niñito
o niñita en algún momento de su niñez, no ha escuchado a sus padres en alguna discusión seria
y no se haya atemorizado? ¿Qué niñito o niñita no ha oído lenguaje sucio y vulgar?
Usted mira, querido amigo cristiano, que no hace diferencia entre por qué usted abre la
puerta, y como abra la puerta, el diablo siempre entra. El tiene un odio tremendo hacia usted
porque usted está hecho a la imagen de Dios. La única razón por la cual no está muerto es
porque Dios mantiene Su cerco alrededor de usted.  Satanás nos destruiría a todos si él pudiera.  Juan 8:32 dice: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”. Cuando usted
empieza a conocer la verdad sobre el temor, puede ser librado de estratagemas demoníacas.
Cuando usted empieza a conocer la verdad sobre la frustración, confusión, duda, preocupación,
ansiedad y tensión, también puede ser liberado de estas cosas.
Recuerde, la mayoría de las influencias demoníacas entran en la infancia.  Estoy seguro
que usted puede mirar retrospectivamente en su vida y recordar cosas que le causaron temor,
enojo o frustración.  Tal vez el incidente ha estado tan grabado en su mente que ahora cuando
usted se enfrenta a una situación similar, usted recuerda esa situación. Muchas personas no
pueden estar en un cuarto cerrado, porque cuando eran niños alguien los encerró y se
atemorizaron. Y si ahora usted los coloca en un cuarto y les cierra la puerta, se desesperan.

Otra entrada demoníaca es la participación en pecados. No hay forma de entrar a una
porqueriza sin llenarse de lodo; asimismo, no hay forma de participar en el pecado y la
desobediencia sin abrir una puerta a las influencias demoníacas en su vida. Por ejemplo, el
espíritu de alcoholismo puede llegar a dominar a una persona.  Puede liberarse de ese espíritu y
no tener el deseo de tomar; pero si sale y se toma un trago entonces atraerá ese espíritu de
alcoholismo.
En cualquier área del pecado en la cual usted participe, éste se adherirá a usted. Usted
puede empezar a pelear y algo de esto se le adherirá.  Puede empezar a discutir, blasfemar,
murmurar o chismear y algo de esto se le adherirá.  Se vuelve una parte de usted. Una vez que
conoce otro camino o viene a la luz, usted es responsable de la luz que tiene; pero, ¡Gloria
Aleluya!, una vez que conoce la verdad, será capaz de caminar en la victoria que Dios le tiene a
usted.
Podemos ver que las herencias disfrazadas pueden ser entrada demoníaca.  La Biblia
enseña que los demonios pueden afectar a las personas aún hasta la tercera generación. Muchas
personas sienten que su problema es debido a la herencia. “Bueno, papá lo tenía, entonces yo
también lo tengo”. Si usted lo confiesa, entonces usted lo tiene. Muchas personas dicen:
“Bueno, abuelo murió de un ataque al corazón: papá murió de un ataque al corazón y ahora yo
temo un ataque al corazón, esto debe ser hereditario”.
Si yo hubiese sabido lo que sé ahora, nunca me hubiera convertido en un calvo; nunca
hubiese aceptado el concepto mundano de que “es un problema heredado”.  La herencia puede
ser demoníaca.  Todos los que la enseñan no pueden explicarlo.  Ellos afirman que de alguna
manera eso “va” en la familia.  Muchas personas padecen de alergias porque, “Bueno, tía Susie
las tenía, entonces yo también las tengo”.  El diablo dice: “Fulano sólo tiene niñas, así que tú
sólo puedes tener niñas; o fulano sólo tuvo niños y todo lo que tú puedes tener son niños”.
Bueno, si eso es lo que usted puede creerle a Dios, entonces eso es todo lo que usted puede
tener.
La ciencia médica trata de explicar las enfermedades y los problemas que son
hereditarios, y el diablo los usa como un disfraz. Mientras usted pueda creerlo, él tiene libre
acceso. Usted podría decir: “Bueno, yo siempre he tenido este temperamento, así era papá. El
tenía mal temperamento y creo que yo lo heredé”. “Mi madre era muy nerviosa, así que yo creo
que lo heredé de ella”. Con una confesión así, usted sí lo heredó. Usted recibió exactamente lo
que ella tenía. Porque dejó una puerta abierta.  Dios quiere que usted tenga paz, gozo, amor y victoria. Esta es su herencia por derecho.
No le permita al diablo darle temor, enfermedad, confusión, tristeza o cualquier otra cosa que
no vaya de acuerdo con el Espíritu Santo de Dios. La Biblia muy claramente dice que Jesús
vino para que usted tuviera vida, y vida en abundancia. El diablo ha venido para robar, matar y
destruir. Cualquier cosa que esté matando su cuerpo, perturbando su mente, robando su paz, o
viniendo en contra suya, no es de Dios.
Hay dos poderes espirituales. El poder espiritual de Dios es para el amor, gozo, paz,
victoria, y la unción del Espíritu Santo.  El poder del diablo es para el temor, frustración, pelea,
gritos, guerra, muerte, ansiedad,  tensión y nerviosismo.  Usted podrá decir: “Desde que yo
puedo recordar, nuestra familia ha tenido problemas de visión”. Bueno, sí yo creo esto,
entonces yo también tendré problemas de visión.  Usted va al oculista y le coloca anteojos y
dice: “estos estarán bien para un año o dos, y después necesitará más fuertes”. Y usted dice:
“Está bien”. Luego después de un año y medio, el demonio de ceguera empieza a trabajar en
sus ojos y le dice: “Ya no puedes ver muy bien, tus ojos han de estar como dijo el doctor”; y el
demonio está sentado riéndose y diciendo,: “Incauto, caíste”.
Algo más que las personas dicen es: “Cinco personas en mi familia han muerto de
cáncer, me pregunto si yo estaré enfermo”. Esa es una mentira del diablo. Dios no vino a
matarle. El vino  para que tuviera vida, y vida en abundancia. Usted no puede tener vida y
tenerla en abundancia, si el diablo lo está jorobando haciéndole creer que usted tiene cáncer.
Otra entrada demoníaca es lo oculto. La tabla de ouija, el horóscopo, la astrología,
lectura de hojas de té o del café, y la lectura de cartas (naipes) y de las palmas de las manos son
ocultismo. Está claramente afirmado en Deuteronomio que el ocultismo es una abominación a
Dios.  Alguna vez se ha preguntado ¿Por qué quiere leer su horóscopo? Fue por diversión o por
conocer su futuro. Si usted estaba tratando de saber sobre su futuro a través de alguien más y no
de Dios, entonces usted estaba consultando al diablo. Sólo hay dos fuentes que pueden
proporcionar esa información.
Las fiestas de pijamas han involucrado a muchas personas en el ocultismo al jugar con
una ouija. Eso ha estado de moda en los Estados Unidos en los últimos 25 años. Tal vez usted
ha visto una ouija dando información. Esto es demoníaco. Si usted se siente oprimido por
dentro mientras lee esto, es porque demonios dentro de usted se atemorizan cuando usted
empieza a recibir la verdad. Ellos saben que pronto serán echados fuera de su morada. Cuando
se enseña demonología las multitudes se disipan porque las personas se sienten  tensas en su
interior. Ellos se frustran, se confunden y dicen que no desean escuchar o creerlo. Estos son los
demonios de confusión y frustración, duda e incredulidad queriendo mantener a la persona
alejada para que no reciba los beneficios de la enseñanza.
Los accidentes también pueden ser entrada demoníaca. Cuando usted ha tenido un
accidente está desprotegido; usted está en shock. Yo ministré a un hombre una vez, y un
demonio habló a través de él y dijo que entró en él en la sala de operaciones.  Yo pregunté”
¿Qué sala de operaciones? Dijo: “En la II Guerra Mundial”.  Este hombre había sido herido y
mientras estaba en la sala de operaciones, inconsciente y lleno de temor, la puerta fue abierta
para que ese demonio entrara.  Casi todas las personas que han tenido un accidente en algún momento de su vida, al
ver sangre desfallecen; aún pensar en una herida les revuelve su estómago.  Eso es temor.
¿Cómo recibieron ese temor?  Habían estado en un accidente y un espíritu maligno entró en
ellos y los ha molestado desde entonces.
Los hospitales están llenos de muerte, temor, confusión, preocupación, frustración,
ansiedad y tensión.  Todas las personas que en ellos se encuentran, y aún los que van de visita,
están expuestos a ser atacados. Cuando usted visita  a un ser querido en un hospital, usted tal
vez se sienta deprimido.  Esto es opresión demoníaca.  Cuando yo entro a un hospital, clamo la
Sangre de Cristo.  Usted también debería hacerlo.
Vemos los funerales.  Yo estoy seguro de que la mayoría de ustedes han perdido a un
ser querido. Duele ¿No? Es un dolor sumamente profundo. Durante este tiempo usted está
expuesto a espíritus malignos. Usaré a mi esposa como ejemplo. Ella perdió a su padre hace
algunos años. Su padre y ella eran muy cercanos. Su padre era un buen hombre y conocía a
Dios. La tristeza y el dolor se apoderaron de ella en este tiempo, y el espíritu de suicidio entró y
quiso inducirla al suicidio. Dios no es el autor de lo que roba, mata o destruye.
Casi nunca he ministrado a una mujer que no haya tenido un espíritu de suicidio. Esto
no es Dios, damas, Dios les ama.  Dios no desea que ustedes se quiten la vida. Muchos hombres
también tienen el espíritu de suicidio por causa del fracaso y la frustración.
Yo senté a mi esposa y la ministré y vine en contra de esos espíritus. Los espíritus de
tristeza y dolor surgieron con suicidio. Si ha perdido un esposo o esposa, hijo o hija, es
suficiente para exponerlo a estas cosas. No permita que esto le cause temor, porque Dios no es
el autor del temor. Yo sólo quiero abrirle sus ojos para que usted sea liberado para la Gloria de
Dios. Jesús le ama. Jesús no desea que usted se quite la vida. Jesús no quiere que usted se llene
de tristeza, dolor, ansiedad, temores, frustraciones, dudas o preocupaciones. Jesús es amor, paz,
gozo, paciencia, longanimidad, y templanza. Cualquier situación que se levante o venga en
contra suya, no es de Dios, sino se alinea con la Palabra de Dios, entonces usted sabe que es del
diablo. Yo he sentido temor viniendo contra mi.  Pero, cuando viene, yo sé que no es de Dios y
yo digo: “En el Nombre de Jesús, yo rechazo eso”. La Biblia dice que se someta a Dios, y el
diablo huirá.
¿Alguna vez fue ridiculizado o burlado en su niñez?  Esto produce inferioridad e
inseguridad. Mi esposa nació con dos meñiques pequeños en una de sus manos, y sufrió mucha
burla y mofa a causa de esto.
Tal vez usted no puede hablar tan bien como alguien, o no era tan grande como alguien,
o era muy alto. O usted no logró ingresar a un equipo deportivo y lo fastidiaron por ello. O, tal
vez a usted no le fue bien en la escuela y le llamaron “estúpido. Las palabras son lo más
poderoso en el mundo. Las palabras conforme a la Palabra de Dios son dadoras de vida. Las
palabras como “Te amo”, “Te aprecio”, “Te animo”,  “Dios te ama, quiere salvarte, quiere
ayudarte”.  Pero las palabras de temor, frustración o mofa traen muerte. Esta es un arma del
demonio. Usted creerá que su forma de ser es porque así es su naturaleza; su naturaleza fue
formada por el diablo mientras lo bombardeaba con temor, frustración, fracaso y condenación.  II UBICACION DEMONIACA

Los demonios no pueden alcanzar el espíritu del cristiano, solo su alma y su cuerpo. I
Tesalonicenses 5:23 dice: “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro
ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor
Jesucristo”. El hombre es tripartito. Es espíritu, alma y cuerpo. Cada ser humano nace con un
espíritu. Este espíritu no es regenerado y vivirá para siempre en el infierno. La única manera de
que ese espíritu vaya al cielo es que tenga un nuevo nacimiento. Juan
3:6 dice: “Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es”.
Llegó el tiempo en que mis padres, Elbert y Bernice Willis, se juntaron. Fui concebido y nací
en la carne. Dentro de mi había un espíritu que no fue regenerado. Pero llegó el tiempo en el
cual tuve otro nacimiento, un nacimiento espiritual. El Espíritu Santo vino y tocó mi espíritu
humano y lo recreó.
II Corintios 5:17 dice: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las
cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. Cuando usted es salvo su cuerpo no
cambia; es el espíritu en usted el que cambia. Una vez que el Espíritu Santo toca su  espíritu
humano, éste es recreado. El lo hace un lugar santo para vivir, y luego viene a vivir en ti. Pablo
dice in I Corintios 6:19-20 “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el
cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido
comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los
cuales son de Dios”. Entonces cada hombre es espíritu, tiene un alma y vive en un cuerpo. El
espíritu es el que vive para siempre.
Satanás no puede alcanzar el espíritu de un cristiano porque aquí mora el Espíritu
Santo. Si usted es nacido de nuevo y conoce a Cristo como su Salvador, no puede estar poseído
por un demonio.  La única forma de estar totalmente poseído es cuando los demonios toman
control del espíritu de uno. Pero el enemigo sólo puede tomar su cuerpo y su alma. Puede obrar
en su mente con confusión y preocupación, en sus emociones con enojo, odio, amargura y
resentimiento, y en su voluntad con testarudez y necedad. Los espíritus inmundos no pueden
poseer totalmente la mente, la voluntad o las emociones de un hijo de Dios; pero si pueden
influenciarlas grandemente.
Este es el orden Divino: El Espíritu Santo de Dios vive en usted. El le habla a su
espíritu humano. El le habla a su alma, la cual es su mente, su voluntad y emociones. Su alma
le habla a su cuerpo; cuando su alma no es controlada por el Espíritu Santo, su vida se
manifiesta de una manera demoníaca.  Usted no puede manifestar el amor y el odio al mismo
tiempo. Usted puede manifestar el odio en un momento y luego el amor en el otro; pero no
puede manifestarlos a ambos al mismo tiempo. Por lo tanto, usted es controlado por uno o por
el otro.
El alma es el área más atacada.  El verdadero campo de batalla es su mente, su voluntad
y sus emociones, y en segundo lugar su cuerpo.  Mientras el enemigo pueda mantener su mente
en confusión entonces usted no puede aprender la Palabra de Dios. Si él puede mantener su
mente llena de preocupación, esto le impide tener paz. Si él puede mantener sus emociones
llenas de furor, usted no puede manifestar amor. Hay una guerra interminable para ganar el
control de su mente, voluntad y emociones. Cuando usted se rinde al Espíritu Santo de Dios y El está en control, entonces el orden Divino está en usted y lo manifestará. Si el diablo está en
control, lo manifestará a él. Si el enojo controla su vida, manifestará enojo; si el temor toma
control de su vida, manifestará el temor. Si la preocupación toma control de su vida,
manifestará preocupación; si la amargura toma control de su vida, manifestará amargura.  Si la
confusión toma control de su vida, manifestará confusión; si el nerviosismo o la tensión toman
control de usted, manifestará o presentará o reflejará este nerviosismo o tensión a los que están
a su alrededor.
El alma puede ser influenciada o controlada por atributos del enemigo.  Lo que usted
manifieste exteriormente, indica quien está en control internamente. Si el Espíritu Santo de
Dios está en control, usted reflejará amor,  gozo, paz y victoria. Pero, si el enojo, temor,
frustración, preocupación, tristeza, dolor, resentimiento y amargura están en control, usted
manifestará los atributos de Satanás.  Es fácil determinar quién está en control. Cualquiera
puede verle y saber. No es un secreto. Lo que ocurre es que a usted no le importa quién está en
control.  Romanos 6:13 dice: “ Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como
instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los
muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia”.
La piedad o la impiedad es el resultado. El Espíritu Santo de Dios vive en usted. El
desea controlarlo a usted desde adentro.  El enemigo no puede controlarlo desde el espíritu pero
él puede penetrar a su mente, voluntad y emociones, y causar dolor e incomodidad en el cuerpo.
El puede agitarlo, agraviarlo y hacerle una persona difícil para convivir. El no le permitirá
alabar y adorar al Señor.  Ese es su trabajo.  Si él puede controlar  su mente, voluntad y
emociones con suficiente temor, frustración, confusión, decepción, ansiedad o tensión, entonces
eso es lo que usted manifestará.
El diablo sabe que entre más controle su mente, voluntad y emociones, más lo
manifestará al mundo.  Pero, si usted se rinde al Espíritu Santo, Dios lo controlará y
manifestará amor, gozo, paz, paciencia, longanimidad, victoria, confianza, seguridad,
estabilidad, empuje y determinación.  Cuando usted está caminando en victoria, puede
influenciar a otros para Cristo.  ¿Cómo puede convencer a alguien que Jesús es la respuesta,
cuando usted camina mal humorado? ¿Cómo puede usted decirle a las personas que Jesús le da
paz y gozo, si usted toma medicinas para los nervios o cosas similares? Esto no es un buen
testimonio de Jesús. Con la liberación usted puede ser libre de estas cosas y permitirle al amor
de Dios fluir. Todo está en el Espíritu Santo. ¿Cuáles son los atributos del Espíritu Santo?
Amor, gozo, paz, paciencia, longanimidad y victoria. Dentro de usted están TODOS los
atributos de Dios, pero el diablo quiere evitar que estos fluyan. Usted puede caminar en victoria
los 365 días del año, pero tiene que romper el yugo del diablo. Usted necesita que su mente sea
renovada por la Palabra de Dios y ser libre del diablo a través de la liberación.
Deje que Dios brille. ¿Qué lo está deteniendo a El?  El temor, frustración,
preocupación, amargura, resentimiento, tensión  pesadez. Esto ahoga al Espíritu Santo. Utilice
la Palabra de Dios y el Nombre de Jesús y abra la llave del fluir. Usted tendrá que hacerlo. Dios
ya hizo todo lo que El hará por usted. El lo salvó y lo llenó con el Espíritu Santo. El le ha
puesto el poder dentro de usted, pero usted deberá de abrir la llave del fluir. ¿Cómo se abre?
Con su boca.  Usted alaba al Señor hasta que todo es hecho limpio por el Espíritu Santo.  Si usted empieza a levantar sus manos y a alabar a Dios, viene el diablo y le dice que
usted está actuando ridículamente.  ¡No le escuche!  El está tratando de apagar su espíritu. Si yo
estoy alabando al Señor y el diablo me dice que estoy actuando ridículamente, yo simplemente
actúo más ridículamente.  Alabo más fuerte, y salto un poco. Luego digo: “Diablo, ¿qué te
pareció esto?”
Usted tiene el poder dentro de usted, así que rompa la  cadena.  Posiblemente está
sentado esperando a que alguien más haga el trabajo por usted y dice: “Yo quisiera tener gozo;
yo quisiera tener paz”. Usted es quien le permite al diablo robarle el gozo; pues tiene gozo un
día y al siguiente se ha esfumado. Usted dice que es porque alguien le dijo algo o porque se
esposo le fastidió. Bueno, no permita que eso robe su gozo, mantenga su boca abierta.  Alabe a
Dios.  Adore al Señor o confiese las Escrituras.
III ESTRATAGEMA DEMONIACA
El Espíritu Santo está dentro del espíritu humano; por lo cual, lo único que El puede
hacer mientras el diablo bombardea su mente, voluntad y emociones es permanecer allí. El
Espíritu Santo desea fluir pero no hay espacio para El. Sus emociones son afectadas por el
enojo, el temor, la  frustración, el resentimiento y amargura. Usted dirá: “Yo no debo de
sentirme así”. “Yo no voy a actuar así”; pero su mente dice: “Esta persona no tiene ningún
derecho para decirme eso”. Entonces la confusión, duda e incredulidad entran.
Usted dirá: “Yo no debería tener esos sentimientos o pensar en esa manera”; pero sus
emociones están tan altas y su mente está tan confundida que empieza a bloquear la voluntad.
Pronto el diablo tiene el Espíritu Santo dentro de usted bloqueado, y el Espíritu Santo clama:
“Déjame fluir, déjame fluir”. El diablo está afuera con dolores de cabeza, de espalda, de
estómago, úlceras y pecado. Está afuera bombardeando, y todo el propósito es contristar el
Espíritu Santo.
Cuanto él me presiona yo sólo retrocedo, tomo aliento y grito: “¡Gloria, Aleluya,
Gracias Jesús!”. Empiezo a alabar a Dios y a confesar las Escrituras hasta que la presión se
disipa. Usted podrá estar muy bien, pero si de repente alguien dice algo de usted, hieren sus
sentimientos, y usted dice: “¿Quiénes se creen que son? Quisiera comprarlos por lo que valen y
venderlos por lo que ellos piensan que valen”.  Su mente cae a la razón. Usted sabe que no debe
sentirse así; pero pronto esto se acumula y se acumula y finalmente su voluntad dice: “A mi no
me importa”.  Usted pierde el control de su voluntad y se enoja mucho. Cada vez que esto
ocurre usted está en una guerra.
El diablo lo bombardea con presiones externas a través de sus sentidos con el fin de
controlar su alma y apagar al Espíritu Santo. Si usted se rinde al enojo, amargura, temor y
resentimiento aunque el Espíritu Santo de Dios dentro de usted es lo mejor, usted permite que
estas pruebas externas y que la situación se apoderen de usted.  Es por esto que necesita
liberación.  Usted desea quebrantar estas cosas y se decide a obtener la victoria; trata y trata pero no
logra alcanzar la victoria. Esos demonios están allí, apuñaleando con temor, frustración,
preocupación, ansiedad, tensión, presión, problemas, dolores en el corazón, resentimientos y
amarguras. El puede controlarle, nadie sabe hacia donde usted va, o si usted un día anda arriba
y otro abajo; es porque el diablo y sus demonios le atacan todo el tiempo.
IV LAS MANIFESTACIONES DE DEMONIOS (Pocos y Sugestivos)
Resentimiento: Amargura, odio, el no perdonar, rechazo (amigos, alguna persona que le
gustara). Tal vez usted siente que su madre o padre le rechazaron porque estaban muy ocupados
haciendo esto o lo otro. Esto abre las puertas al resentimiento.  El resentimiento lleva a la
amargura y muchas otras cosas. Otro atributo es el temperamento.
Rebelión: Necio, voluntarioso, desobediente
Celos: Envidia, sospecha, desconfianza, egoísmo.
Control: Dominante, posesivo, temor.  Un espíritu dominante en las madres causa más
problemas para sus hijos e hijas que cualquier otra cosa. Madres, no dominen a sus hijos e
hijas. Ellos tendrán problemas e inseguridades toda su vida.
Inseguridad:  Lástima.  Las mujeres tienen más tendencia a la auto-compasión que a
cualquier otra cosa. “Pobrecita yo. Sólo soy una ama de casa; mi trabajo nunca está hecho. Tú
te vas a trabajar y regresas a casa y subes tus pies, pero mi trabajo nunca está hecho. Nadie me
ama.  Yo sólo soy una vieja esclava aquí.  Todo lo que hago es cocinar.”
Muchas personas tienen soledad aún con sus esposos o esposas y niños junto a ellos.
Ese es el espíritu de soledad, pena, o inferioridad.  Usted dice: “Hermano Willis, yo siempre he
sido así”. Bueno usted siempre ha tenido esa influencia demoníaca.
Otro atributo son los sentimientos de inadecuación y de falta de amor.  Las personas
que se sienten con falta de amor piensan que nadie les ama. Ese es un demonio que miente a
ellos. Sus esposos, esposas, hijos y Dios le aman.
“Pero, Hermano Willis, ¿Cómo echo de mí todo eso. Ordénele que se aleje, y cada vez
que quiera regresar abra su boca y diga, “Alabado sea Dios. Yo soy amado. Yo soy amado.  Yo
soy amado.  Yo amo a todos y todos me aman.  Yo amo. Yo amo. Yo amo.”  Y el diablo dice:
“Tú estás mintiendo. Tú eres un hipócrita.” “Yo amo.  Yo amo.  Yo amo y todos me aman”.
Continúe y el diablo no puede quedarse.  Lo que usualmente pasa es que el diablo le empieza a
decir que nadie le ama, y usted dice, “Sí, así es”.
Depresión: Fracaso, suicidio, desesperación.
Nervios: 1. Parlanchinería.  Las mujeres especialmente tienen este espíritu parlanchín.
2. Vagancia. 3. Empuje.  Los hombres tienen especial tendencia hacia el espíritu de empuje.
Ellos creen  que tienen que ganarse la vida y no se quedan quietos. 4. Fracaso. Algunos
hombres han sido vencidos cuatro o cinco veces y sólo de eso hablan. Ellos afirman que
nacieron perdedores.  Un espíritu inquieto tratará de mantenerlo ocupado todo el tiempo. Una vez que usted
se libere de este espíritu podrá sentarse y relajarse. Usted dice: “Yo tengo que estar afanado. Yo
soy una persona activa. Tengo que estar en movimiento”. Ese es el espíritu que lo hace a usted
querer correr todo el tiempo.
Perfección: Teníamos algunas damas en la congregación que eran perfeccionistas con
respecto a su casa. Cuando uno iba a su casa usted sentía que tenía que quitarse los zapatos, y
claro está, lo contrario de esto es igualmente nocivo.  Algunas no hacen nada por su casa y
dicen, “Al menos yo no tengo ese espíritu perfeccionista”; pero sí podría tener un espíritu de
pereza.
Orgullo, ego, vanidad: ¿Cuánto tiempo les toma arreglarse, hermanos?
Irritabilidad: ¿Hay alguna cosa o todo que le moleste a usted? Va a congregarse por
ejemplo, y alguien hace un pequeño ruido, y usted dice: “Yo quisiera que se callaran. ¿Quién
está perturbando la reverencia de nuestro servicio?”.
La intolerancia y la crítica: La crítica es un demonio grande. Se manifiesta en que le
encuentra defectos a todo, o a cualquier persona. Alguien puede venir a usted con un vestido
muy bonito y cuando se aleja,  usted dice: “Era un bonito vestido, pero colgaba de un lado”.
Usted tiene que encontrarle algo malo a todo, no importando lo que sea. Podría ser un
Mercedes Benz nuevo.
Sexual: Exposición, fantasía, frigidez, homosexualidad. Muchos cristianos creen que
porque están casados cualquier clase de acto sexual, sexo libre, o como quieran hacerlo está
bien. Esa es una mentira que proviene del mero infierno. La Palabra de Dios no es cambiada
por el matrimonio. La misma Palabra que se aplica antes de casado, es lo mismo después. El
lecho debe ser sin mancilla.
Religioso:  Resistencia.  No querer saber nada del Bautismo en el Espíritu Santo y
hablar en lenguas es resistencia.
Inenseñable. Ritualismo. Formalismo. Temor. Idolatría. La religión y los espíritus
religiosos tienen más personas atadas hoy que cualquier otra cosa. Por ejemplo, la Biblia dice
que aplaudamos, pero usted no lo puede hacer porque la religión lo tiene atado. La Biblia dice
que levantemos manos santas al Señor, pero usted no puede.
Ocultismo:  Tablas de ouija, percepción extrasensorial, astrología, horóscopo, amuletos,
levitación, hipnotismo, reencarnación, brujería, cartomancia, lectura de manos, adivinación, etc.
Cualquier cosa con lo oculto abre las puertas a las influencias demoníacas.
V LIBERACION DEMONIACA
I Juan 3:8 dice: “El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el
principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo”. Jesús vino
para destruir las obras del diablo. ¿Usted cree que El cumplió Su propósito y Su ministerio? Sí,
El lo hizo, porque en el Calvario, Jesús dijo que había sido consumado. Entonces las obras del diablo han sido destruidas y a través del poder del Espíritu Santo, usted puede caminar en
victoria 365 días al año. Cuando usted sigue a Jesús y conoce la verdad, la verdad le hará libre.
La liberación nos redime de muchas barreras contra el estudio de la Biblia y la
renovación de la mente.  La función primaria de la actividad demoníaca es mantenerlo alejado
de la Palabra de Dios, de comprender y entender las Escrituras, porque a medida en que
aprenda la Palabra de Dios, usted tiene un fundamento en que apoyarse.  El diablo quiere
bombardear su mente, voluntad y emociones con temor, frustración y decepción, para que no
sea capaz de dedicarse al estudio Bíblico necesario para aprender la Palabra de Dios. Su fe no
puede funcionar más allá de su conocimiento de la Palabra de Dios.
Romanos 10:17 dice: “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios”.
Mientras  usted estudia la Palabra de Dios y alimenta su fe, será capaz de crecer y alcanzar
nuevos horizontes. Usted será capaz de madurar continuamente y moverse a las cosas más
profundas de Dios y caminar en victoria.
La liberación de demonios le permite al Espíritu Santo guiar a los cristianos más
efectivamente.  Juan 16:13  dice: “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, El os guiará a toda
la verdad; porque no hablará por Su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará
saber las cosas que habrán de venir”.  El Espíritu Santo habita en usted para guiarlo a toda
verdad; pero si las fuerzas demoníacas también están allí, entonces hay una tremenda guerra
ocurriendo.  El Espíritu de Dios desea que usted le siga a El, pero las fuerzas demoníacas están
tratando de guiarlo hacia otro camino.  La mayoría de los cristianos están meciéndose hacia
arriba y hacia abajo, afuera y adentro, caliente y helado, y no saben por cuál camino van. Por
una vez van por el camino del Señor, luego, no saben por cual. Un día están en la cima de la
cumbre con Jesús, el próximo día el valle está tan bajo que no pueden encontrar el valle
siquiera.  Esta no es la voluntad de Dios para su vida.
La liberación coloca a los cristianos en libertad para manifestar el fruto del Espíritu. Si
usted ha de alcanzar a otros para Jesús, usted necesita amor, gozo, paz, paciencia, bondad,
benignidad y mansedumbre para que las personas sepan que hay algo diferente en usted. El
diablo quiere mantenerlo involucrado y atado para que manifieste temor, frustración,
preocupación, culpa, condenación, resentimiento, amargura, enojo, etc. al mundo.

La liberación de demonios requiere que usted conozca algunas verdades.
Comprenda Que La Obra Del Diablo Y Los Demonios Es Destructiva
La naturaleza de Dios y Su propósito es amor, gozo, paz, benignidad, mansedumbre,
paciencia, y bondad. La naturaleza del diablo es lo opuesto. Jesús dijo en Juan 10:10: “El
ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para
que la tengan en abundancia”. El diablo está queriendo robar su amor, gozo, salud, fuerza y
victoria. El está tratando de robar, matar y destruirlo en toda forma posible para que usted no
manifieste a Jesús. Es por eso que tanta presión viene hacia usted.
Efesios  4:25-29 nombra las cosas que debemos abandonar.  Dice: “Por lo cual,
desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los
unos de los otros. Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo. El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno,
para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Ninguna palabra corrompida salga
de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación,  a fin de dar gracia a los
oyentes”.
Colosenses 3:5-10 dice: “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación,
impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales
la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis
en otro tiempo cuando vivíais en ellas.  Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas:
ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. No mintáis los unos a los
otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos, y revestido del nuevo, el cual
conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno”.
II Timoteo 1:7 dice: “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder,
de amor y de dominio propio”.  El arma más fuerte que tiene el diablo se llama TEMOR. El
temor es lo opuesto a la fe. El temor lleva a la preocupación, ansiedad, y tensión. Usted le teme
al mañana, a la enfermedad, a ganarse la vida, a pagar las cuentas, a la vejez, etc. El temor
siempre es la base de la preocupación, frustración y confusión. Pero Dios no nos ha dado
espíritu de temor. Usted debe conocer II Timoteo 1:7.
No importa si la libra de frijoles sube a cien lempiras, la Biblia dice en Filipenses
4:19: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a Sus riquezas en gloria en Cristo
Jesús”. El no dice que El suplirá las necesidades mientras la libra de frijoles cueste quince
lempiras. El no dice que El proveerá gasolina para su carro mientras  cueste diez lempiras el
galón; El dice: “TODAS” sus necesidades conforme a Sus riquezas en gloria. Usted tiene que
saberlo.
Mi padre terrenal siempre proveyó para mis necesidades de acuerdo a sus riquezas. El
no tenía mucho, entonces él me proveyó de acuerdo a su nivel. Yo he provisto a mis hijos e
hijas de acuerdo a mis riquezas. Cualquiera que sea su situación económica o status, usted
provee a sus hijos de acuerdo a sus riquezas. Mi Padre Celestial ha de proveer para todas mis
necesidades de acuerdo a Sus riquezas. El es el dueño de toda la tierra, El suple todas mis
necesidades espirituales, físicas, mentales y financieras, de acuerdo a Sus riquezas en gloria.

Reconozca la Incredulidad en la Obra Demoniaca.

El no creer en obras demoníacas mantendrá su puerta abierta. Muchas personas no creen en
demonios, o en el ministerio del diablo. Yo creía que el demonio era un producto de la
imaginación o de algún monstruo místico. Yo pensaba que los demonios sólo habitaban en
Latinoamérica o Africa.  Yo creía que las personas en Norte América eran demasiado
inteligentes para tener demonios, pero la verdad es que los demonios operan más aquí porque
los norteamericanos quieren cerrar los ojos a los hechos.  Ellos quieren creer que hay un cielo,
pero no quieren creer que hay un infierno.  Ellos quieren creer que hay un bien, pero no quieren
creer que existe el mal.
Oseas 4:6 dice: “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento…” Los
cristianos están siendo destruidos mentalmente, físicamente y materialmente por su falta de conocimiento. Pero en estos últimos días, el Espíritu Santo de Dios está trayendo verdades que
liberarán a Su pueblo y permitirán que un ejército poderoso sea levantado, y que empiece a
marchar a través de esta tierra en preparación  al sonido de la trompeta de Cristo. Pero, si El
regresa por una novia sin mancha ni arruga, El tiene mucho trabajo por hacer. Muchos de los
cristianos están viviendo en temor, frustración y preocupación, sus acciones contradicen sus
confesiones. Yo no estoy mofándome, o ridiculizando, sino que estoy diciendo que mueren por
falta de conocimiento.
Hasta hace veinte años, yo no sabía mucho,. Yo pastoreaba la Primera Iglesia Bautista
en Baldwin, Louisiana, EE.UU., cuando el Señor me bautizó en el Espíritu Santo. Yo había
sido enseñado en el seminario que el hablar en lenguas terminó con los apóstoles, y allí estaba
yo haciéndolo. Mi esposa pensaba que yo estaba loco.
Yo estaba alabando a Dios un día, y de pronto en mi mente escuché: “Mi hijo, mi hijo”.
Yo no sabía nada acerca de la profecía, y pensaba que eso se había acabado también, y que todo
lo que teníamos hoy eran los sacerdotes y predicadores.  Pero, finalmente yo abrí mi boca y
esto simplemente fluyó: “Mi hijo, alaba al Señor, predica la Palabra a tiempo y fuera de tiempo.
No te preocupes por nada.  Yo abriré las puertas delante de tí y Yo las cerraré detrás de tí”.
Yo estaba pereciendo por falta de conocimiento. Estaba siendo destruido mental y
físicamente debido a la falta de conocimiento del poder liberador de Dios Todopoderoso sobre
todos los poderes de la oscuridad.
II Corintios 2:11 dice: “Para que Satanás no gane ventaja alguna  sobre nosotros; pues
no ignoramos  sus maquinaciones”.

Juan 3:8 dice: “…Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del
diablo”. Jesús derrotó al diablo en el Calvario. El pueblo de Dios es engañado y mantenido en
esclavitud por su ignorancia. Ellos escuchan acerca del diablo, pero realmente no creen que
existe. Si esto es cierto en su vida, pídale al Espíritu Santo que haga la obra en usted, para que
usted pueda creer y ser libre. Recuerde que Dios le ama y quiere bendecirle. El diablo le odia y
quiere destruirle.
Comprender el Valor de su Area del Alma.
¿Qué es el alma? Es su mente, voluntad y emociones. Juan 10:10 dice: “…Yo he venido
para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”.
I Timoteo 6:11 dice: “Más tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la
justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre”.  Dios es un Espíritu invisible,
y también lo es el diablo. Usted expresa uno de estos espíritus en su alma. Si usted está
teniendo grandes luchas dentro de su mente, esto no es de Dios. Dios le ama. El no le
bombardeara con temor, confusión o cualquiera de estas cosas. Si el diablo puede mantener
estas cosas fluyendo a través de usted, usted no manifestará la piedad, lo divino.
Santiago 3:11 dice: “¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y
amarga?”. Por esto es que es tan importante el que usted reciba liberación.  No puede
manifestar amor y odio al mismo tiempo. Se va a rendir al uno o al otro. Las fuerzas demoníacas de la oscuridad desean que usted manifieste los atributos de Satanás; pero el
Espíritu Santo de Dios desea que usted manifieste la piedad.
Santiago 3:12 dice: “…¿Puede acaso la higuera producir aceitunas?”  No. “¿O la vid
higos?” No. “Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.”  Todos nosotros
hemos tenido la experiencia en el pasado cuando la ira se alzaba dentro de nosotros y
simplemente la descargábamos en alguien; y luego, dos minutos más tarde, nos volteábamos y
les amábamos.  Algo está mal. Cuando la ira nos posesionó cedimos al enemigo. El deseo del
diablo es controlar su mente, voluntad y emociones. El siempre lo  tendrá a usted hiriendo a
alguien. El va por todo el mundo hoy bombardeando a todas las personas con temores,
frustración, ansiedad y decepciones.  El los golpea físicamente, mentalmente y espiritualmente.
Algunas personas son fuertes dentro de sí mismas y resisten más; pero algunas son débiles y
pronto son destruidas.
Si usted conoce a Jesús como su Salvador personal, y ha sido bautizado en el Espíritu
Santo, usted es una amenaza para el reino de satanás porque tiene el poder de Dios viviendo
dentro de usted, el cual le permite caminar en victoria. Jesús está levantando un ejército de
hombres y mujeres que puedan ayudarle a otros a ser libres para la gloria de Dios. El deseo
número uno en mi corazón es liberarlo de cualquiera de las cosas que el diablo pueda ponerle.
Temor, odio, dolor, decepción, frustración, desánimo y la confusión son cosas con las cuales es
terrible vivir. A través del poder y la autoridad en el Nombre de Jesús, usted puede ser liberado.
El quiere que su mente, voluntad y emociones sean usados para la gloria de Dios. El quiere que
tenga emociones niveladas y estables para que cuando el Espíritu Santo quiera fluir y amar a
alguien, El pueda fluir a través de usted y amarlos con el amor de Dios.  La victoria en Jesús es
el mensaje que usted tiene que ofrecer a otros. Camine en su herencia.
Sepa Quien Puede Ministrar La Liberación
Marcos 16:17 dice: “Y estas señales seguirán a los que creen…”  El creer con
sinceridad viene de estudiar las Escrituras de liberación, meditándolas y confesándolas para que
Dios pueda establecer Sus verdades en su corazón. La escritura edificará una imagen interna
que es mayor al temor, confusión, frustración, y dolor que usted enfrente. Cuando tiene esta
imagen creada dentro de usted por la Palabra de Dios, entonces el Espíritu Santo de Dios se
levantará en usted y liberará a las personas.
Lucas 10:19 dice: “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre
toda fuerza del enemigo, y nada os dañara”. El dice que El le ha dado poder para hollar (pisar,
tener victoria sobre, mantenerse encima de) serpientes (el diablo) y escorpiones (demonios).
Un escorpión tiene un aguijón mortífero y también lo tiene el temor, dolor, decepción,
frustración y resentimiento.  “Y nada por ningún motivo ha de dañarlo.” Esto es griego que
literalmente significa perjudicar, dañar o invalidar. El dice que podrá venir contra usted y puede
causar dolor, pero no puede invalidarle.  El le ha dado poder sobre satanás.
La enfermedad puede venir contra su cuerpo, pero Dios le ha dado poder sobre esa
enfermedad y no puede invalidarle. No puede permanecer allí, porque el poder de Dios dentro
de usted lo echará fuera, Usted dirá: “Yo no creo eso”. Usted no puede recibir nada de Dios si
no le cree.  Sepa Como Ser Liberado
Confiese su fe en Cristo Jesús.
Confiese participación en lo oculto.
Renuncie a Satanás y las ataduras demoníacas sobre usted.
Ordénele a los demonios que se alejen de usted en el Nombre de Jesús. Marcos
16:17 dice: “…En mi nombre echarán fuera demonios…” El no dijo que los orara fuera. La
oración tiene su función; es para el perdón de pecados.  Jesús perdona sus pecados; pero El le
ha dado poder y autoridad para echar fuera demonios.
Entonces alábele y  dele gracias porque usted ya es libre y no porque va a ser libre.
Usted es libre por fe, no por sentimientos. Usted es salvo por fe y bautizado en el Espíritu Santo
por fe. Asimismo, usted es sanado y liberado por fe, no por sentimientos.
Mientras usted no crea en actividad demoníaca, está atado a eso. Yo conozco algunos
buenos hombres de Dios que están llenos de enfermedades, temor, frustración, confusión y
duda, pero si usted les menciona que un cristiano puede ser influenciado, controlado por los
demonios, ellos no le creerán. Ellos piensan que Dios es quien los está enfermando. Dios es un
Dios de amor. ¿Puede un Dios de amor traer al mundo bebés lisiados y deformes? ¿O podría
poner Dios cáncer en un hombre con cinco hijos? Su dios puede que haga eso; pero no el mío.
Mi Dios hace personas enteras, y las hace libres.  Nosotros necesitamos tener claro estas cosas.
El quiere Su voluntad cumplida en la tierra así como en el cielo.
Mateo 6:10 dice: “Venga tu reino. Hágase Tu voluntad, como en el cielo, así también en
la tierra”. No habrá demonio alguno en los cielos, y usted no tiene por que soportarlos aquí
abajo en la tierra. No va a haber enfermedades, preocupaciones o pobreza allá arriba, entonces
usted no tiene que soportarlas aquí abajo. Jesús vino a darnos vida y vida en abundancia. El no
dijo que era solamente para allá arriba.  El vino para que podamos ser un ejemplo brillante de la
gloria del Dios Todopoderoso en esta tierra. Confiese que usted permanecerá libre a través del
poder del Espíritu Santo.  I Juan 4:4 dice: “Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido;
porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo”.
Liberación: El reconocimiento de cual es su salvación es el requisito para la liberación.
“Padre, yo confieso que soy salvo, porque yo te he pedido a tí que vengas a mi vida. Yo
confieso fe en el Nombre de Jesús. Yo confieso que todas las formas de ocultismo son pecado y
una forma de abominación para el Señor. En el Nombre de Jesús, yo renuncio a satanás y sus
demonios en mi vida. En el Nombre de Jesús, yo le ordeno a todo espíritu inmundo que yo voy
a nombrar, que me suelte y me deje en el Nombre de Jesús.
Yo le ordeno, en el Nombre de Jesús a los espíritus de (identifique los suyos) amargura,
resentimiento, falta de perdón, ira, venganza, necedad, contienda, alegato, pelea, brujería,
despecho, odio, ofensa, critica, rechazo, inseguridad, inferioridad, auto-conmiseración, soledad,
introversión, insuficiencia, celo, envidia, desconfianza, egoísmo, fantasía, pretensión, indiferencia, alcohol, drogas, nicotina, holgazanería, depresión, desaliento, desánimo, fracaso,
inutilidad, suicidio, muerte, tristeza, preocupación, ansiedad, nerviosismo, tensión, inquietud,
vagancia.
Temor del hombre, temor a la desaprobación, temor a la condenación, enfermedades
mentales como: demencia, retardo, sospecha, olvido, duda, incredulidad, indecisión,
postergación, confusión, auto-decepción, intelectualismo, orgullo, ego, mentira, engaño,
vanidad, soberbia, arrogancia, robo, avaricia,  inconformidad, impaciencia, agitación, dolor,
llanto, crueldad, fatiga, agotamiento, cansancio, muerte, presión, malas palabras, chisme,
murmuración, mofa, drogas, glotonería, codicia, adulterio y fornicación.
En el Nombre de Jesús yo le ordeno a todo espíritu inmundo que suelte mi cuerpo, que
me abandone y me deje ahora en el Nombre de Jesús. “Padre yo te alabo y te doy gracias
porque soy libre. Yo confieso con mi boca que yo permaneceré libre a través del poder del
Espíritu Santo que mora en mí”.  Ahora alábelo.